sábado, 23 de agosto de 2008

Características del Conocimiento Científico


Las características del Conocimiento Científico son:

Objetivo. Es decir que trata a los hechos evitando introducir en su explicación cosas sobrenaturales, o valores sentimentales o emocionales, apegándose exclusivamente a ellos. La objetividad como característica primordial rebasa la subjetividad; por tanto, como categoría de validez general clarifica y precisa al fenómeno de conocimiento.

Sistemático. Consiste en establecer un orden o coherencia entre los conocimientos producidos en la investigación. En otras palabras, su explicación es causal, o sea que propone la causa de un fenómeno, así como sus efectos.

Racional. Toda explicación debe estar fundamentada, a través de principios y teorías científicas pertinentes, es decir que tengan una conexión coherente con el objeto que se pretende explicar.
Universal. Esta característica señala que cualquier conocimiento tiene validez para todos los objetos del conjunto a que se refieren las afirmaciones; por ejemplo: las afirmaciones que se hacen de las características esenciales de un perro en particular (cuadrúpedo, canino, que ladra, etcétera) son validas para todo perro en general. Otro ejemplo lo ofrecen las matemáticas, pues una expresión algebraica, como el de una parábola, es la misma para todos los estudiantes de matemáticas del mundo.

Relacionable. Consiste en relacionar y descubrir las conexiones y vínculos entre los fenómenos y acontecimientos que conforman la realidad; por ejemplo, en Física el explicar matemáticamente la relación que existe entre dos cuerpos que se atraen y se repelen.

Verificable. Es un proceso mediante el cual se someten a prueba nuestras afirmaciones sobre los hechos, para confirmar si son verdaderas o falsas, y que cualquier científico (persona) lo pueda comprobar. Un ejemplo lo daría el calentar el agua y medir la temperatura al momento del hervor, en las mismas condiciones de control experimental.

A estas alturas no es necesario mencionar que el conocimiento científico requiere de un lenguaje especializado, ciertamente diferente del que usamos tú y yo en nuestras vidas cotidianas. Piensa en una conferencia dictada por algún científico especialista en algo. Pronto te darás cuenta de que siempre necesitamos antes manejar algunas nociones básicas de la especialidad referida para entender algo de lo que dice el conferencista.

Incluso algunos estudiantes que ya han leído –auque no con suficiente atención- el texto de este curso, tal vez se queden con la impresión de no haber entendido completamente lo leído. Pues bien, eso se debe a que no manejan las nociones conceptuales mínimas requeridas, pero lo peor es que no han tenido cuidado de consultarlas, sea preguntando al asesor o consultando las fuentes apropiadas.